Una gran persona nos ha dejado y toda la familia que formamos la Filà de Cristians llora desconsolada su marcha. En nuestro recuerdo quedarán los momentos compartidos durante todos sus años de vida, su buen hacer en pro de la fiesta en su conjunto y principalmente el trabajo realizado durante muchos años llevando las riendas de nuestra Filà por el buen camino. Ernesto ES un CRISTIANO con mayúsculas, ES, porque continua siendo allá donde descansa, porque para todos nosotros es y será siempre un referente  a seguir por su lucha, tesón, valentía demostrada y trabajo realizado, no solo en el mundo de la fiesta sino fundamentalmente en el de la vida.

Cristiano de raza, corazón y sentimiento. Ese legado los Cristianos no lo olvidaremos nunca y en nuestros archivos y nuestra memoria colectiva, aparecerá siempre en un lugar destacado. 

Encarni, Merce, Elena, queremos transmitiros nuestros mayores respetos y el apoyo de toda la Filà en estos momentos de dolor.   

 

Amigo Ernesto, hasta siempre.

 

 

FILÀ DE CRISTIANS DE BENEIXAMA